escenario natural...

... en las montañas del Puerto de Sóller

LENA & CHRISTIAN

El inicio de un nuevo viaje…

La mejor inspiración es la ilusión de una pareja enamorada.

Lena y Christian, amantes de los viajes y las aventuras, decidieron casarse en Mallorca en un encantador escenario natural en las montañas del Puerto de Sóller.

Cuando los conocimos virtualmente, ya que nuestro primer contacto fue vía Skype, respiraban amor en cada mirada. Querían una boda sencilla, respetando los aires rústicos del entorno pero que no dejara de ser elegante.
Dentro de sus deseos había un “imprescindible”: tenía que haber girasoles y limones.

Fue así como, a las puertas ya del otoño, nos aferramos al color amarillo de los últimos rayos del sol veraniego como el leitmotiv de esta inspiración. La tonalidad escogida -alegre y llamativa- resaltaba dando un contraste muy jovial a cada detalle.

El ramo de Lena llevaba flores muy silvestres: girasoles, camomilas, gerberas y craspedias. Aportamos el toque romántico y elegante añadiendo rosas blancas y conformando un bouquet circular compacto.

En el resto de los arreglos florales participaron las mismas flores, pero de forma más desenfadada y algunos de ellos fueron combinados con rodajas de limón en agua que otorgaban un aire fresco y divertido.

Chris recibió a los invitados en las puertas de la propiedad con una limonada aromatizada con menta y, como buenos alemanes, no faltaron las cervezas.

Oficiaron la ceremonia en la antigua era de la posesión con impactantes vistas a la bahía del puerto de Sóller.

El momento mas emotivo fue antes del intercambio de alianzas, cuando realizamos “el viaje” de los anillos. Cada amigo tomó un trozo de cinta representando un deseo para la pareja y los unieron conformando un recorrido por el cual pasaron los anillos. De esta forma logramos involucrar a los invitados y seres queridos participando de la unión, y ayudando así a que el enlace se llevara a cabo.

Los apetitosos canapés y platos del banquete fueron ofrecidos por Tot a Punt catering. Nadie pudo resistirse a degustar una de las múltiples opciones del variado buffet de postres y la tarta nupcial de zanahorias, mascarpone y frutos del bosque.

Confiamos a Soul studio el reportaje gráfico; Miguel Arranz y Soravit L nos dejaron estas maravillosas imágenes para que disfrutéis.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+