fiesta de boda ...

... en el jardín

JEANNE & LEOPOLD

Una boda relajada, llena de elegantes invitados en un entorno rural donde la protagonista era la fiesta.

Provenientes de París pero con medio corazón mallorquín de herencia familiar. Leopold y Jeanne confiaron en nosotros para el diseño de su boda en la finca Monnàber, en Fornalutx.

Comenzamos trabajando en la iluminación y la selección del menaje.
Para las luces escogimos un montaje en forma de zigzag con tendido de luces de bombillas a la vista de diferentes colores, otorgando un aire de verbena.

La ceremonia religiosa se ofició en la preciosa Parròquia de la Nativitat de la Mare de Déu, en Fornalutx.

Para las flores, predominio del color blanco con sutiles pinceladas de azul y un leve contraste de amarillo en el ramo de la novia realizado con rosas, peonias, margaritas, eustoma, craspedias y centaureas.

Minimizando elementos pero decidiendo con mimo y cuidado cada detalle, se logró una decoración especial, sencilla y hogareña.

Los invitados disfrutaron del champagne y canapés del aperitivo realizado por Ainere Catering, donde se pusieron barricas de vino a modo de mesas bistro.

Dos imponentes mesas imperiales de madera acompañadas de sillas de diversos estilos vistieron el jardín de la cena. Como centro de mesas, macetitas con plantas y flores de jardín, naranjas y limones típicos y característicos de la zona, dieron el toque de color.

En el baile, una barra rústica realizada con palets que combinaba a la perfección con los rincones chillout realizados también con palets de obra y vestidos con cojines de lenguas mallorquinas, muy útiles en una fiesta que se prolongó hasta el amanecer.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+