Cálida unión de invierno

LAURA & MIKI

Laura llegó a nosotros algo abrumada. Estaba tan ilusionada con su boda después de 10 años de noviazgo que ésto la atemorizaba y no sabía por donde empezar.
No tenía definido el sitio para la celebración pero cuando nos dijo que deseaba una boda de día y que querían casarse en invierno, y las opciones que habían mirado, nosotros lo vimos muy claro y le recomendamos que lo hiciera en S’ Olivaret.
El entorno tenía unas vistas maravillosas con un jardín muy especial. La sala interior con sus grandes ventanales era fantástica para el gran número de invitados y nos daba la oportunidad de realizar una asombrosa transformación.
Además el hotel le ofrecía todas las comodidades para que descansarán allí junto a sus amigos después de la prolongada fiesta.
Así que planificamos una propuesta para el montaje con estaciones temáticas, acorde a la idea de un banquete tipo finger food que querían para el menú. La comida estuvo a cargo del restaurante NUNU y Chill Me Out coordinó a todos los proveedores y el material necesario para cada uno de ellos.
Combinamos mesas pequeñas para la gente mayor junto a mobiliario chill out lounge. Todo en tonos crema con detalles en oro y trajimos muchas plantas así como algunos muebles de la propia familia para dar un toque más hogareño, que junto a los arreglos florales y la iluminación otorgó más calidez al espacio.
En el exterior cubrimos toda la pared superior de la terraza con un follaje natural a modo de enredadera para tapar el hormigón del edificio, que no le gustaba a Laura. Quedó tan bien que nadie notaba que ésto se había montado especialmente para la ocasión.
Aunque sin duda, el toque diferenciador fue nuestro diseño del montaje de iluminación realizado con cascadas de luces en los ventanales que modificó completamente las instalaciones.
Laura llegó temblando bajo una ligera lluvia. No hacía frío, pero no paraba de temblar.
Entonces le cogí la mano, la miré a los ojos, (estaba preciosa en ese vestido de Rosa Clará,  con calzado de Úrsula Mascaró), le dije:
…Tranquila, respira hondo, todos están felices!!!
Hoy es un día para celebrar, para que disfrutéis, hoy. Sólo habrá lágrimas de alegría y llevas un ángel muy especial representado en las margaritas de tu ramo de novia…
Sonrío y paró de llover.
La ceremonia celebrada bajo la pérgola exterior fue muy emotiva. Especialmente el discurso de Maria, hermana de Miki, la responsable de que se conocieran. No faltaron momentos de risas como cuando el padrino olvidó los anillos en la habitación y salió corriendo a buscarlos. O las graciosas estrofas de una glosa maravillosa dedicada a los novios que escribió y recitó Paquita, una tía de la familia.
Bajo una “lámpara de flores” que creamos para decorar la pérgola nupcial, una lluvia de confeti oro selló el enlace. Después siguieron las fotos, la apetitosa comida , la original tarta en forma de huevo dorada y la súper fiesta con actuaciones en vivo de varios grupos musicales, y las sorpresas coreográficas de los amigos. Podríamos seguir… pero este post sería interminable.
Hay novias como Laura que trascienden el trabajo, que se abren de una manera que nos motiva, cuya confianza nos deja crear sin límites y que las guardamos muy especialmente en nuestros corazones. Muchas Gracias!
Tuvimos la suerte de contar con Xisco Kamal que fue el encargado de retratar tantos momentos especiales con su experiencia y buen ojo!

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+